Estudiantes crean una mini central hidroeléctrica

Alumnos de las facultades de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (IME) e Ingeniería Industrial de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México construyeron e instalaron una pequeña central hidroeléctrica en un criadero de ciervos autosuficiente en Tzimol, Chiapas.

Los estudiantes crearon una turbina hidráulica que aprovecha la fuerza masiva de la caída del agua de un arroyo que atraviesa la granja, lo que da como resultado electricidad libre de contaminación.

La capacidad mensual de la central hidroeléctrica, de 2.600 kilovatios hora (kWh), cubrirá las necesidades eléctricas de la granja, que son de una media de 300 kWh al mes, así como la energía que ahora se utiliza a nivel doméstico y para hacer funcionar el sistema de bombeo utilizado para regar un campo de cultivo.

La microplanta puede generar 8.7 veces la cantidad de electricidad necesaria para el funcionamiento de la Granja Integral Autosostenible. En el futuro, la energía extra se empleará para alimentar una pequeña planta, que fabricará azúcar, que los habitantes de Tzimol producirán bajo un esquema de comercio justo.

Como parte de una iniciativa de conservación de esta especie, la electricidad también se utilizará para proporcionar agua a los ciervos de cola blanca, que se crían allí.

En un año y dos meses se construyó el plan de la microcentral hidroeléctrica. En el proyecto colaboraron Dominik Plata Gröber, los compañeros de Ingeniería Mecánica y Eléctrica: Hugo Agraz Mosquera, Andrés Ortega Gaona y Andrés Contreras Uriegas; y el compañero de Ingeniería Industrial José Antonio Cuevas Ascencio.